CGRS Welcomes Biden Immigration Orders, Urges Swift Action to Protect Refugees

Wednesday, February 3, 2021


en español abajo

Yesterday President Biden signed new executive orders that, among other important provisions, direct his administration to review and consider ending numerous Trump-era policies that have gutted access to asylum and sown chaos and suffering on our southern border. The Center for Gender & Refugee Studies (CGRS) welcomes these orders, which reaffirm the president’s commitment to rebuild our asylum system. While these actions mark an important initial step, dire conditions at the border demand swift action, as do daily reports of mass deportations, including of Black migrants fleeing atrocities in Haiti, Cameroon, and other countries.

President Biden’s orders revoke several Trump-era executive actions on asylum and direct government agencies to review a number of harmful policies, including the Migrant Protection Protocols (MPP), or “Remain in Mexico” program, as well as summary “Title 42” expulsions of asylum seekers under the pretext of public health. “These are policies that have endangered thousands of refugee families, children, and adults, causing untold death and suffering,” CGRS Director Karen Musalo said today. “They are in clear violation of our domestic and international legal obligations to refugees. With lives on the line, the administration should ensure the reviews directed in Tuesday’s orders are conducted with the urgency that this situation demands.”

CGRS has presented a detailed roadmap for the Biden administration to resume safe asylum processing at the border and welcome refugees with dignity. At this critical moment, we urge the administration to take bold action to protect lives. To begin, they should:

  • Fully end MPP and bring to safety the 20,000+ asylum seekers who remain trapped in perilous conditions in Mexico
  • End dangerous “Title 42” expulsions and ensure every person seeking asylum at the border has a fair opportunity to present their case
  • Rescind the third country transit ban, which bars protection for virtually all non-Mexican asylum seekers arriving at the southern border
  • End the Asylum Cooperative Agreements (ACAs), which permit the United States to send asylum seekers to unsafe third countries where they have no hope of finding protection
  • Limit the use of expedited removal procedures, which pose an unreasonable risk of returning refugees to persecution
  • Vacate recent Attorney General decisions undermining protections for survivors of gender-based violence, gang brutality, and other human rights violations
  • Revoke all Trump-era regulations that limit access to asylum and restrict applicants’ ability to work and support themselves
  • Adopt humane alternatives to detaining asylum seekers, including case management; research has shown that 96 percent of those with legal representation show up for their hearings

CGRS is counsel in several lawsuits challenging inhumane and unlawful policies that yesterday’s orders direct government agencies to review. These include two cases addressing MPP, as well as challenges to Title 42 expulsions and the ACAs. We also represent Ms. A.B., whose case was used by the Trump administration to undermine asylum for survivors of domestic violence and gang brutality, another issue President Biden has directed his administration to address.

--

CGRS recibe con optimismo las órdenes ejecutivas del gobierno Biden relacionadas con la migración, y urge acción inmediata para proteger a la población refugiada

San Francisco, CA (3 de febrero de 2021) – El día de ayer el presidente Biden firmó una nueva ronda de órdenes ejecutivas que, entre otras disposiciones, dirige a su administración a revisar y considerar terminar varias políticas del gobierno Trump que destruyeron el acceso al asilo y fomentaron el caos y sufrimiento en nuestra frontera sur. El Centro de Estudios de Género y Refugiados (CGRS, por sus siglas en inglés) recibe estas órdenes con optimismo pues parecen reafirmar el compromiso del presidente de reconstruir nuestro sistema de asilo. Si bien las órdenes ejecutivas marcan un importante primer paso, la precaria situación en la frontera requiere acción inmediata, así como los reportes diarios de deportaciones en masa, incluyendo la deportación de migrantes negros que han huido de la persecución en Haití, Camerún, y otros países.

Las órdenes del presidente Biden revocan varias acciones ejecutivas del gobierno Trump relacionadas con el asilo y dirige a distintas agencias del gobierno a estudiar un número de políticas dañinas, incluyendo el programa “Quédate en México” o MPP, así como las expulsiones que se adelantan en la frontera con la orden del “Título 42” bajo el pretexto de proteger la salud pública. “Estas políticas han puesto a miles de familias, niños y adultos refugiados en peligro, causando muertes y sufrimiento”, dijo Karen Musalo, directora de CGRS. “Violan claramente nuestras obligaciones nacionales e internacionales con los refugiados. Con tantas vidas en riesgo, el gobierno debe asegurar que la revisión de estas políticas se realice con la urgencia que la situación amerita.”

CGRS ha presentado recomendaciones detalladas a la administración Biden para resumir el procesamiento de solicitantes de asilo en la frontera sur de manera segura y darles una bienvenida con dignidad a los refugiados. En este momento crítico, urgimos al gobierno a que tome acciones decisivas para proteger vidas. Para empezar, deben:

  • Terminar el programa MPP por completo y permitir el ingreso a Estados Unidos de las más de veinte mil personas que se encuentran atrapadas en México bajo condiciones peligrosas
  • Terminar las ilegales expulsiones bajo el “Título 42” y asegurar que todas las personas que busquen asilo en nuestra frontera tengan la oportunidad de presentar sus casos
  • Rescindir la prohibición de asilo por tránsito a través de terceros países, la cual bloquea el acceso al asilo para virtualmente todos los nacionales no mexicanos que se presentan en la frontera sur
  • Terminar los Acuerdos de Cooperación de Asilo (ACAs), que permiten a Estados Unidos transferir a solicitantes de asilo a terceros países donde no tienen la posibilidad de encontrar protección
  • Limitar el uso de procedimientos de deportación expedita, los cuales ponen en peligro a los refugiados de ser retornados al peligro del que escaparon
  • Anular las decisiones recientes del Fiscal General que socavan las protecciones para los sobrevivientes de violencia de género, violencia de pandillas, y otras violaciones a los derechos humanos
  • Revocar las regulaciones del gobierno Trump que limitan el acceso al asilo y restringen los permisos de trabajo para muchos solicitantes de asilo
  • Adoptar alternativas humanas a la detención de solicitantes de asilo, incluyendo un modelo de manejo de casos. Reportes indican que el 96% de aquellos con representación legal se presentan en sus audiencias en las cortes de inmigración

CGRS ha demandado varias de las políticas ilegales e inhumanas que serán estudiadas de acuerdo con las ordenes ejecutivas emitidas ayer. Esto incluye dos casos en contra de MPP, así como demandas en contra de las expulsiones bajo el Título 42 y los ACAs. También representamos a la Sra. A.B., cuyo caso fue utilizado por el gobierno Trump para limitar el acceso al asilo para las sobrevivientes de violencia de género o de pandillas.