CGRS Applauds Ninth Circuit Decisions Upholding Asylum for Survivors of Domestic Violence

Tuesday, August 11, 2020


en español abajo 

Today the Ninth Circuit Court of Appeals reversed two lower court decisions denying asylum to women fleeing domestic violence, in Fuentes-Reyes v. Barr and Arellano Rodriguez v. Barr. The Center for Gender & Refugee Studies (CGRS) applauds these decisions, which follow the court’s favorable ruling in a similar case, Diaz-Reynoso v. Barr, last Friday.

In all three cases, the Board of Immigration Appeals (BIA or Board) had relied on former Attorney General Jeff Sessions’ Matter of A-B- ruling to summarily deny the women asylum without conducting an independent evaluation of their claims. The Ninth Circuit’s decisions affirm that Matter of A-B- does not impose a categorical ban on asylum for domestic violence survivors and send the cases back to the BIA for fair consideration.

CGRS provided amicus curiae (“friend of the court”) support in the women’s cases, with Legal Director Blaine Bookey presenting oral arguments in support of the applicant in Fuentes-Reyes on March 24. “The Ninth Circuit’s decisions place these courageous women one step closer to the safety they deserve,” Bookey said today. “We commend the court for holding the Board accountable to its obligation to assess asylum claims on their individual facts. Although they should not have had to wait this long, we are thrilled that these women will finally have the opportunity to have their claims heard fairly.”

The Ninth Circuit joins several other courts that have rejected the Trump administration’s intent to impose a blanket ban on asylum claims based on domestic violence. Earlier this year, the First Circuit in De Pena-Paniagua v. Barr and the Sixth Circuit in Juan Antonio v. Barr overturned denials of asylum to two women fleeing abuse in El Salvador and Guatemala, and the D.C. Circuit also recently upheld key parts of the nationwide injunction in Grace v. Barr, blocking the application of A-B- in credible fear screenings at the border.

--

CGRS aplaude las decisiones del Noveno Circuito que ratifican el asilo para sobrevivientes de violencia doméstica

Martes, 11 de agosto de 2020

Hoy la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito revocó dos decisiones de tribunales inferiores que negaron el asilo a mujeres que huyeron de la violencia doméstica, en Fuentes-Reyes vs. Barr y Arellano Rodríguez v. Barr. El Centro de Estudios de Género y Refugiados (CGRS por sus siglas en inglés) aplaude estas decisiones, las cuales le siguen a la decisión favorable que la corte emitió el viernes pasado en un caso similar conocido como Díaz Reynoso vs. Barr.

En los tres casos, la Junta de Apelaciones de Inmigración (o BIA, por sus siglas en inglés, ) se basó en Asunto de A-B-, la decisión que el exfiscal general Jeff Sessions emitió para denegar totalmente el asilo a un sinnúmero de mujeres sin realizar una evaluación individual de sus solicitudes. El Noveno Circuito afirmó que la decisión en A-B- no impone una prohibición total al asilo para las sobrevivientes de violencia doméstica, y envió ambos casos de regreso a la BIA para que se adjudiquen justamente.

CGRS proporcionó apoyo como amicus curiae (“amigo de la corte”) en los casos de estas mujeres, y el pasado 24 de marzo la directora legal de CGRS, Blaine Bookey, también presentó argumentos orales en apoyo del caso de la solicitante de asilo en Fuentes Reyes. “Las decisiones del Noveno Circuito ponen a estas mujeres un paso más cerca de la seguridad que merecen,” dijo Bookey hoy. “Elogiamos a la corte por recordarle a la BIA que es su obligación evaluar los hechos individuales de cada caso de asilo que considera. Aunque no han debido tener que esperar tanto tiempo, estamos encantadas que estas mujeres finalmente tienen la oportunidad de que sus casos se juzguen justamente.”

El Noveno Circuito se une a varios otros tribunales que han rechazado el intento del gobierno Trump de imponer una prohibición total sobre las solicitudes de asilo basadas en la violencia doméstica. Hace unos meses, el Primer Circuito, a través de su decisión en De Pena-Paniagua vs. Barr,  y el Sexto Circuito, a través de su decisión en Juan Antonio vs. Barr, revocaron las decisiones que le negaron el asilo a  dos mujeres que huyeron del abuso doméstico en El Salvador y Guatemala, respectivamente. Igualmente, la Corte de Apelaciones del Distrito de Columbia recientemente confirmó partes claves de la orden judicial con efectos nacionales en Grace v. Barr, una decisión que bloqueó la aplicación de A-B- en los procedimientos de temor creíble en la frontera.